Mayaguez de Fiesta

AQUÍ TE ENTERARAS DE TODO...

Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 5
PobreEl mejor 
AddThis Social Bookmark Button

Política Viva
A ellos le pregunto, ¿Qué celebran?
A ti te digo, Indignate!

La indignación se ha convertido hoy día en una fuerza poderosa que ha derrumbado fortalezas, haciendo huir al que no le sirve bien al pueblo. La indignación, según el Diccionario de la Lengua Española, "designa el enfado provocado por una situación injusta". Así, indignarse no es un acto de bondad ni de maldad, sino la ética de la rabia frente a cualquier situación de injusticia. En Puerto Rico hay indignados -los hay, de hecho, pero no se sabe cuántos ni dónde.

Si alguien entiende que la situación económica del País no avanza, no está equivocado. Por un lado el gobierno repite que la situación financiera de la isla tomó un rumbo ascendente, pero la mayoría de los ciudadanos vive la realidad, y es otra.

El crimen y la seguridad en las calles, el costo de la gasolina, el desempleo, los robos domiciliarios, el costo de la luz, los tiroteos en los expresos, la drogadicción, la situación económica de PR, la corrupción gubernamental, los servicios de salud, la desorganización gubernamental, la calidad de la educación pública, el acceso a los servicios de salud, el estado de las calles y carreteras, la pobreza, la falta de vivienda, el abuso de bebidas alcohólicas, la calidad ambiental, el sida, la confiabilidad del servicio de agua, los dimes y diretes entre los políticos, el status político y la relación con EU, la inacción por parte de la Legislatura y la transportación pública, forman parte de la preocupaciones de una población, no se pueden ocultar, es evidente y real.

Comienzan las fiestas y "fundraisers" de los partidos políticos, y, tal como está el País, hay que preguntarse, ¿qué celebran? Se ha perdido el respeto a las víctimas del crimen, a los familiares que les guardan luto, a la gente que ha perdido el empleo y a los que sufren todas las medidas arbitrarias. Ciertamente deberían contenerse. ¿Acaso está la situación para ponerse a dar brincos? Una cosa es que hayan convenciones, deliberen sus asuntos y escojan a sus candidatos, y otra muy distinta es que nos digan lo bien que lo pasan, lo mucho que disfrutan, y la ilusión que les hace afincarse otros cuatro años sobre las cenizas de lo que va quedando. Indignarse es reaccionar contra lo que nos aplasta, es, en esencia, un acto de sobrevivencia. Pero mientras el País arde, ni siquiera se sientan como Nerón a verlo arder. No señor: se ponen a bailar entre ellos, una fiesta interminable, un gran baile entre las ruinas.

Amigos, que continúe el buen hacer.
Hasta la semana próxima con una aportación adicional de, Política Viva...
Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
 

site visits
Contador de Visitas desde 01-Nov-11