Mayaguez de Fiesta

AQUÍ TE ENTERARAS DE TODO...

Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 8
PobreEl mejor 
AddThis Social Bookmark Button

 

 

Política Viva

Lucé, La Bella

Indignación es lo que siente la mayoría de los ciudadanos puertorriqueños al conocer que la Primera Dama, Luz Eufemia Vela de Fortuño, se gastó con fondos públicos cerca de $13,000 en un periodo de seis meses, para su arreglo personal. Se facturó a La Fortaleza por los servicios de estilismo, maquillaje y uñas durante el 31 de diciembre del 2009 hasta junio del 2010. Vela se gastó cerca de $1,200 al mes por su arreglo personal. Luz Eufemia Vela, quien devengó ingresos por más de $300,00 el pasado año fiscal y que recibió -reintegro- le ha pasado la factura al pueblo de Puerto Rico por su belleza.

La Fortaleza pagó por los servicios en el salón de belleza Bloom Beauty, de San Patricio Plaza, durante el mes de diciembre de 2009. La factura por esos servicios y con fecha de diciembre de 2009 fue por $2,267.32. La factura corresponde al 1 de febrero de 2010 al 31 de marzo de 2010 y totalizó $2,484.89. Esos gastos por "servicios de estilismo y maquillistas para actividades especiales" se desglosan en $1,183.76, para febrero, y $1,301.13 para marzo. De inmediato me pregunto; ¿la hicieron nueva? Pero esto no es lo único que le paga el País a Lucé, sino que también pagamos por compras en una popular tienda de almacén que es exclusiva para socios "Costco", así como por una comisión de 15%  que cobra su consultor en comunicaciones por tramitar estas compras.

Algunos podrían describir a Puerto Rico como un país colapsado, es una aseveración fuerte pero no puedo reclamar que fue una idea mía, eso lo dijo Fortuño y le dió a tomar al pueblo la medicina amarga. Conociendo la situación que vive el País es sumamente sorprendente que la discusión pública esté totalmente desconectada de los problemas que necesitamos atender con extrema urgencia, dicen algunos. Otros opinan que es una locura que en un país colapsado económica y socialmente, el foco de la discusión pública sea los altos costos del arreglo personal de una primera dama. Pero, ¿por qué debemos hablar de esto? Porque en Puerto Rico el gobierno actual hizo famosa una ley especial declarando Estado de Emergencia Fiscal y estableciendo un Plan Integral de Estabilización Fiscal para salvar el Crédito de Puerto Rico también conocida como la Ley Núm. 7 del año 2009. Hubo un despido masivo de más de 30,000 empleados públicos, sin contar los despidos en el sector privado como consecuencia de un efecto dominó. El País se encontraba quebrado, según ellos, por culpa de la pasada administración. Puerto Rico tuvo que tomar una medicina -no necesaria- y en breve explíco por qué, mientras las prioridades y necesidades de la primera dama son muy distintas a las necesidades de la mujer puertorriqueña.

¿Cuántas familias pudieron disfrutar de una compra de comida para su hogar con este dinero? ¿Cuántos niños pudieron comprar su ropa de graduación con este dinero? ¿Cuántos jóvenes pudieron pagar sus estudios universitarios con este dinero? ¿Cuántos niños necesitan dinero para tratamientos fuera de Puerto Rico? ¿Cuántas casas se pudieron salvar con este dienero? ¿En cuántas otras cosas se pudo invertir este dinero? Estoy convencido que en cosas más importantes.

El New York Times publicó hace unos meses una columna titulada; “El Descalabro de la Austeridad” donde concluye que en los Estados Unidos se comienzan a ver muestras de mejoría económica en base al estimulo que creó la administración actual y que si los estados no hubiesen recurrido a las prácticas de balancear sus presupuestos, al recortar los gastos y despedir empleados, la economía americana ya estaría en crecimiento sustentable. En otras palabras, si los estados hubiesen ofrecido vitaminas (estímulos fiscales) en lugar de la medicina amarga, en este momento la economía estaría en recuperación. Evidentemente Fortuño tomó la decisión incorrecta.

La Fortaleza ha despachado el asunto declarando; "todo ha sido una política barata, una campaña de lodo contra la primera dama, que comenzó la pasada administración, es un acto cobarde y bajo, que debe ser repudiado por todos”. Estamos asistiendo a un fenómeno importante, el de la desintegración descarada de la ética, de lo que es correcto, y ahora vemos cuán lejos son capaces de llegar, sin ningún tipo de pudor y sin importarles un pepino lo que piense el ciudadano. Irrita la manera en que pisotean a la opinión pública; la prepotencia con que actúan, convencidos de que nada les va a pasar y volverán a salir electos. Qué rico sería no tener que dar cuentas sobre el dinero del pueblo, pero hay que rendir cuentas y su mal uso es repudiado por una mayoría. El gasto de fondos públicos en una señora que practicamente renunció a ser primera dama para continuar su carrera como abogada, haciendo notaría desde el Palacio de Santa Catalina es inaceptable. "Que Fortuño le pague el beauty a su mujer", escuché recientemente en la calle, y así es, que lo pague su marido. Conmueve tantos valores.

Amigos, que continúe el buen hacer.

Hasta la semana próxima con una aportación adicional de, Política Viva...


Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
 

site visits
Contador de Visitas desde 01-Nov-11