Mayaguez de Fiesta

AQUÍ TE ENTERARAS DE TODO...

Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 2
PobreEl mejor 
AddThis Social Bookmark Button

Política Viva

Política Viva Alza su Voz Contra la Violencia a la Mujer

"Vuelvo a pedir la paz para las mujeres para que ninguna, ninguna más,
por el amor de Dios, tenga ver quebrado su cuerpo, sus sentimientos
y su alma, por la violencia"
- Mercedes Rodríguez López

La violencia doméstica, violencia familiar o violencia intrafamiliar comprende todos aquellos actos violentos, desde el empleo de la fuerza física, hasta el matonaje, acoso o la intimidación, que se producen en el seno de un hogar y que perpetra, por lo menos, a un miembro de la familia contra algún otro familiar. Entre los términos referidos a la violencia doméstica, cabe destacar aquellos que se refieren específicamente a la violencia conyugal o dentro de la pareja y obviando por tanto aquella ejercida sobre otros miembros vulnerables de la familia como niños y ancianos. La violencia entre la pareja, la mayoría de los casos corresponden a violencia ejercida por el hombre hacia la mujer. Expresiones tales como «violencia contra la mujer» y «violencia de género» son muy frecuentemente utilizados. No fue hasta 1960, cuando se reconoció que la violencia y el maltrato en el ámbito familiar eran un problema social. Anteriormente, la violencia contra la mujer se consideraba como algo anormal y se le atribuía a personas con trastornos psicopatológicos o problemas mentales. La existencia de este tipo de violencia indica un retraso cultural en cuanto a la presencia de los valores como la consideración, tolerancia, empatía y el respeto por las demás personas, independientemente de su sexo. El maltrato doméstico incluye a las agresiones físicas, psicológicas o sexuales llevadas a cabo en el hogar por parte de un familiar que hacen vulnerable la libertad de otra persona y que causan daño físico o psicológico.

En Puerto Rico, la violencia de género contra las mujeres se incrementa y cobra dimensiones alarmantes: casi 20 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año y una de cada tres mujeres es o ha sido víctima de maltrato. Se estima que 60 por ciento de mujeres son víctimas de maltrato físico o emocional por parte de sus parejas. La incidencia aumenta entre los 25 y 30 años de edad y sin embargo, estos hechos son los menos denunciados ante las autoridades. Existe una nueva "embestida contra las mujeres", esa arremetida incluye las ramas judicial, ejecutiva, legislativa y que ha llegado a la policía. El gobierno promueve el sometimiento de las mujeres y no la está protegiendo; la policía tarda en llegar a donde las mujeres cuando piden apoyo y la manera en que dejan de ejecutar las órdenes de protección es evidente. De acuerdo con la Casa Protegida Julia de Burgos, en la isla se reportan más de 20.000 casos de violencia doméstica en el hogar al año. La Casa cuenta con un albergue en San Juan, otro en Ponce y una oficina de servicios en Aguadilla. Atiende entre 80 y 100 mujeres al año, sin contar las criaturas que llegan al albergue con sus madres.

La educación sobre igualdad de géneros es fundamental, la mujer es un ser independiente y no un objeto de la propiedad del varón, esta verdad debe inculcarse desde la enseñanza temprana. Ésa sigue siendo una laguna en el sistema educativo del País. Las graves contradicciones en que incurren los tribunales al decidir sobre casos de violencia de género, pierde los fundamentos que luego sirven para construir. La lucha contra la violencia de género tiene que estar estructurada sobre agencias que actúen de forma concertada y sean capaces de enviar un mensaje contundente al agresor. El fundamento de la educación sigue cada vez más ausente, continúa ausente sin lograr su objetivo las campañas del gobierno y continúa ausente la sensibilidad de los procedimientos con el que se le debe hacer justicia a las víctimas.

La Procuraduría de la Mujer es una instancia estatal que debería defender a las mujeres, fiscalizando lo que hace el gobierno. Sin embargo, en los casos de la Corte Suprema y otros, se ha pronunciado contrariamente a lo establecido en la Ley. A la procuradora, Wanda Vázquez Garced le recordamos que una de sus responsabilidades es hacer frente a los grupos que pretenden segregar a las mujeres y segmentar sus derechos fundamentales", así como "impulsar los derechos de todas y cada una de ellas sabiendo que las leyes de nuestro País deben ser atemperadas a los más altos valores humanos, sin distinguir orientación o identidad sexual, estado civil, raza, nacionalidad, religión, ideas políticas u origen.

"Vuelvo a pedir la paz para las mujeres para que ninguna, ninguna más, por el amor de Dios, tenga ver quebrado su cuerpo, sus sentimientos y su alma, por la violencia". Me uno a las palabras de mi amiga, Mercedes Rodríguez López- Psicóloga.

Amigos, que continúe el buen hacer.
Hasta la semana próxima con una aportación adicional de, Política Viva...

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
 

site visits
Contador de Visitas desde 01-Nov-11