Mayaguez de Fiesta

AQUÍ TE ENTERARAS DE TODO...

Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 1
PobreEl mejor 
AddThis Social Bookmark Button

Violencia y Desigualdad, No Más

No he oído a las mujeres, a las flamantes candidatas, legisladoras y otras funcionarias, expresarse sobre algún plan de educación y prevención relacionado a la violencia descarada que sufren las mujeres en Puerto Rico. Prometer que revisarán las estadísticas por lo menos. Estoy leyendo hace rato, sobre alianzas, pactos y planes de País con otros fines, pero lo primero que deberían tener en agenda TODAS las mujeres, es indignarse por la violencia que las aflige. Indignarse es reaccionar contra lo que las aplasta, es, en esencia, un acto de sobrevivencia. La indignación se ha convertido hoy en una fuerza poderosa que ha derrumbado regímenes violentos haciendo huir al opresor. ¿Existirán mujeres indignadas que puedan unirse en Puerto Rico y luchar contra la violencia de género? Creo en la unión, en los acuerdos, en los pactos, deben estar asistidos por la educación y la justicia. Los movimientos cuando son serios y tienen un norte, causan efectos positivos.

Se ha avanzado notablemente en la prevención del maltrato y los crímenes de género, pero Puerto Rico todavía está rezagado en la prevención de ese tipo de violencia. No existe un currículo para educar a niños y adolescentes, y combatir los patrones de conducta que culminan en maltrato. En el plano laboral, el panorama no es mejor. En igualdad de condiciones y ocupando el mismo puesto de trabajo, las mujeres siguen recibiendo menor remuneración y escaso reconocimiento. Los casos que se han suscitado recientemente en torno a incidencias de maltrato y violencia de género, tienen que seguir generando ideas, pero sobre todo concienciando a la mujer acerca de sus derechos y su capacidad para exigirlos y ejercitarlos.

Tiene que existir jornada dedicada al rescate de las mujeres que aún no han podido levantar cabeza, o que siguen luchando por hacerse con un lugar visible y digno en nuestra sociedad. Tiene que ser, para plantar bandera contra las desigualdades, en momentos en que precisamente se plantea que la parte más cruda de la pobreza en el País tiene rostro de mujer. Es necesario hacer un balance y asumir el duro panorama de violencia y desigualdad que todavía enfrentan miles de mujeres en Puerto Rico, síntoma de un acelerado proceso de deterioro social que padecemos como País, el cual las mujeres padecen con particular virulencia y que debemos detener. Este es el tiempo para que los candidatos políticos se comprometan con las verdaderas causas, contra los males que nos afligen como pueblo, tienen ahora la oportunidad de exponer sus agendas, para que sean evaluadas, pesadas y que el elector pueda tomar la mejor determinación en las urnas.

El maltrato hay que identificarlo y denunciarlo. Que se levante un espíritu de voluntad entre las mujeres, para hacer lo que tienen que hacer. HA LLEGADO EL TIEMPO.

Amigos, que continúe el buen hacer.
Hasta la semana próxima con una aportación adicional de, Política Viva...

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
 

site visits
Contador de Visitas desde 01-Nov-11